Sentencia reconociendo la relación de causa-efecto con el servicio de una patología psiquiátrica

Mortar Combat Painting by Murphy Elliott - Mortar Combat Fine Art Prints and Posters for Sale.clipular

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en sentencia de 11 de diciembre de 2013, ha reconocido la relación de causa efecto entre el servicio y  el trastorno depresivo sufrido por un Soldado profesional.

Dicho trastorno le supuso la resolución de su compromiso con las Fuerzas Armadas por insuficiencia de condiciones psicofísicas.

Los hechos se remontan a marzo de 2010, cuando dicho Soldado -del Batallón de Zapadores Paracaidistas de la BRIPAC- participaba en unas maniobras de preparación para su despliegue en zona, sufrió un accidente por deflagración del cartucho de proyección de una granada de mortero de 81 mm, causándole graves heridas en su mano derecha (mano catastrófica, con pérdida de la falange distal de los dedos anular y corazón). Dichas lesiones, sus secuelas y consecuencias, le provocaron también un trastorno depresivo.

Durante la instrucción del correspondiente expediente de aptitud psicofísica, por el Ministerio de Defensa no se reconoció que el trastorno psiquiátrico tuviera relación alguna con las actividades del servicio, con un coeficiente 5, mientras que a las lesiones de su mano derecha únicamente le atribuyó un coeficiente 4. Por ello, se resolvió el compromiso de dicho Soldado sin reconocerle derecho a pensión alguna (tan solo una indemnización por las lesiones sufridas en su mano).

En el procedimiento judicial, sin embargo, a través del propio historial clínico del interesado obrante en la Sanidad Militar, de los informes de los médicos que le trataron y de la pericial practicada en sede judicial, ha quedado acreditado que el trastorno depresivo incapacitante que padece es reactivo al accidente sufrido. A la Sala «no le cabe duda que la situación psíquica del actor es consecuencia directa del accidente sufrido en acto de servicio, politraumatismo y secuelas más que razonables para ocasionar en una persona normalmente equilibrada un trastorno ansioso depresivo reactivo, que, precisamente, se desencadena a raíz de dicho accidente, por lo que guarda relación causa-efecto con la explosión acaecida el 11 de marzo de 2010, debiendo declararse que su inutilidad se ha producido en acto de servicio, siendo plenamente subsumible, con todas sus consecuencias, en el art. 1.2 del Real Decreto 1186/01.»

En consecuencia, la sentencia reconoce que la insuficiencia de condiciones psicofísicas que le había sido declarada al interesado, guarda relación de causa-efecto con el servicio, con imposición de costas a la Administración.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jurisprudencia y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s