El Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera contrario al Convenio la prohibición general de los sindicatos en las Fuerzas Armadas francesas

European Court of Human Rights- Av. de l'Europe Foto: CherryX CC BY-SA 3.0

European Court of Human Rights- Av. de l’Europe Foto: CherryX CC BY-SA 3.0

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictado dos sentencias en fecha 2 de octubre de 2014 (asuntos Matelly contra Francia y ADEFDROMIL contra Francia) mediante las que ha declarado que la prohibición absoluta de los sindicatos en el seno del Ejército francés es contraria a la Convención Europea de Derechos del Hombre.

En estas sentencias, la Corte europea condena a Francia con motivo de la prohibición de sindicación vigente sobre los militares. Los jueces de Estrasburgo han considerado, en ambas decisiones, que la libertad de asociación de los militares puede ser objeto de «restricciones legítimas», pero no hasta el punto de prohibir de manera absoluta la posibilidad de constituir un sindicato y de adherirse a él.

Se trata de dos asuntos distintos. El primero relativo a un oficial de la Gendarmería, Jean Hugues Matelly, fundador en 2009 de «Gendarmes y ciudadanos», asociación dotada de un foro en internet en el que se efectuaban reivindicaciones profesionales. La dirección de la Gendarmería instó a M. Matelly, así como alresto de gendarmes en activo miembros, a dimitir. Elevado recurso ante el Consejo de Estado frente a la citada orden, este lo rechazó.

El segundo asunto se trata de la Asociación de Defensa de los Derechos de los Militares (ADEFDROMIL), creada en 2002 por Michel Bavoil y Jacques Bessy, dos antiguos oficiales (el primero del Ejército de Tierra y el segundo de la Gendarmería). El Consejo de Estado rechazó los recursos de esta Asociación contra los actos administrativos por los que se impedía su actividad, apoyándose en la prohibición de sindicarse de los militares.

En ambos casos, la Corte considera que «la prohibición de los sindicatos en el seno del Ejército francés constituye una violación de la libertad de reunión y de asociación», protegida por el artículo 11 del Convenio Europeo de Derechos del Hombre, cuyo texto es del tenor literal siguiente:

«1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión pacífica y a la libertad de asociación, incluido el derecho de fundar con otras sindicatos y de afiliarse a los mismos para la defensa de sus intereses.

2. El ejercicio de estos derechos no podrá ser objeto de otras restricciones que aquellas que, previstas por la Ley, constituyan medidas necesarias, en una sociedad democrática, para la seguridad nacional, la seguridad pública, la defensa del orden y la prevención del delito, la protección de la salud o de la moral, o la protección de los derechos y libertades ajenos. El presente artículo no prohíbe que se impongan restricciones legítimas al ejercicio de estos derechos para los miembros de las Fuerzas Armadas, de la Policía o de la Administración del Estado.»

La Corte recuerda que el párrafo 2º no excluye de su aplicación a ninguna categoría profesional. Igualmente señala que no acepta que las restricciones que se impongan afecten a los elementos esenciales de la libertad sindical, sin los cuales se vaciaría de contenido. Y el derecho de fundar un sindicato y de afiliarse forma parte de esos elementos esenciales.

La limitación en el ejercicio de la libertad sindical debe estar prevista por la ley, estar inspirada en una o varias finalidades legítimas y ser necesaria en una sociedad democrática.

Ambas sentencias reconocen, en definitiva, que la especificidad de la profesión militar y sus misiones puede justificar restricciones al ejercicio de determinados derechos, entre ellos el de libertad sindical pero insiste en que las restricciones no pueden, en ningún caso, «privar a los militares y a sus sindicatos del derecho general de asociación para la defensa de sus intereses profesionales y morales».

Pueden consultarse ambas sentencias (texto oficial, en francés), en la web de la Corte: Matelly c. Francia y ADEFDROMIL c. Francia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos Doctrinales y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s