Sentencia que reconoce el derecho a la acumulación de vacaciones no disfrutadas anteriormente por accidente

Foto: lainformacion.com

Foto: lainformacion.com

El día 10 de enero de 2013, nuestro protagonista —guardia civil con destino en la Comandancia de Valencia—, sufrió un accidente de tráfico en acto de servicio, motivo por el que no pudo disfrutar de las vacaciones que ya tenía concedidas entre los días 14 y 18 del mismo mes. El día 31 de enero siguiente finalizó el período en el que los guardias civiles podían disfrutar de su crédito anual de vacaciones.

Cuando causó alta para el servicio, solicitó de la Comandancia que le fueran acumulados al crédito de vacaciones de 2013, los cinco días de vacaciones no disfrutados en 2012.

La Comandancia desestimó tal petición argumentando que «el hecho del no disfrute de los días reclamados en acumulación, no son debidos a una necesidad del servicio excepcional, sino que afectan a la mera disponibilidad y vicisitudes personales del interesado».

Interpuesto recurso de alzada, el mismo es igualmente desestimado por idénticas razones, por lo que se interpuso recurso contencioso-administrativo, el cual ha finalizado mediante sentencia del Juzgado de lo contencioso-administrativo nº 3 de Valencia de fecha 25 de septiembre de 2014.

En esta sentencia, el Juzgado dispone que el artículo 7.1 de la Directiva europea 2003/88 «ampara el derecho del recurrente al disfrute de las vacaciones que no pudieron verse iniciadas por el período que tenía autorizado por su proceso de incapacidad temporal», analizando a continuación la aplicabilidad al caso de la supremacía del derecho comunitario y la eficacia directa de las directivas comunitarias, concluyendo que la misma es plenamente aplicable al no haber sido traspuesta en plazo al derecho interno.

Ello es corroborado —continúa la sentencia— por la propia Administración al dictar la Orden General nº 2, de 8 de abril de 2013, por la que se aprueba el texto refundido que regula las normas de vacaciones, permisos y licencias del personal del Cuerpo, la cual, si bien posterior a los hechos que nos ocupan, viene a incorporar la regulación comunitaria citada, disponiendo en su artículo 8.4º, in fine, lo siguiente:

«En el supuesto de enfermedad debidamente acreditada mediante el correspondiente parte de baja, el periodo de vacaciones se podrá disfrutar una vez finalizada dicha enfermedad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del periodo anual en que se hayan originado».

Por ello, se estima el recurso, reconociendo el derecho del recurrente a acumular los cinco días no disfrutados en 2012 al crédito del año en el que alcance firmeza la propia sentencia, con imposición de costas a la Administración demandada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jurisprudencia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s