Derechos pasivos de los militares con compromiso temporal

«L'Oublié!», de Emile Bestsellere (1782)

«L’Oublié!», de Emile Bestsellere (1872)

Leía ayer una noticia en el blog de Luis Gonzalo Segura, en la que reproducía un mensaje publicado en facebook por el usuario «Galerna Tropa»¹, acerca de la discriminación que sufren los militares con compromiso temporal con respecto a los permanentes en el caso de padecer una lesión o enfermedad que les suponga una incapacidad para la profesión militar.

Así, se afirmaba en dicho artículo -de forma fundada- que los oficiales de complemento y la tropa y marinería no permanente, en caso de inutilidad para el servicio, perciben un porcentaje de la pensión en función de la discapacidad que sufren (en oposición a la regulación para los militares permanentes o «de carrera», que perciben la pensión íntegra con independencia de la discapacidad que la enfermedad o lesión les genere).

Compartimos también la opinión del autor acerca de la injustificada distinción en derechos a quienes gozan del mismo empleo y realizan idénticas tareas.

Sin embargo, ha de llamarse la atención sobre un aspecto que no se cita en el indicado artículo y que -en mi opinión- resulta más grave y discriminatorio que el señalamiento de la cuantía de la pensión en función del porcentaje de discapacidad. Me refiero al contenido del artículo 1.2 del Real Decreto 1186/2001, de 2 de noviembre, cuyo primer párrafo dice así:

«Las disposiciones de este Real Decreto serán de aplicación cuando el accidente, lesión o enfermedad determinantes de la insuficiencia de condiciones psicofísicas o el fallecimiento se hayan producido a consecuencia de un hecho ocurrido durante el período que comienza con la adquisición de la condición de militar de complemento o de militar profesional de tropa y marinería, por nombramiento de la autoridad competente, hasta la finalización o resolución del compromiso por las causas previstas en la normativa vigente.»

La interpretación literal que el Ministerio de Defensa (y los Juzgados y Tribunales en su función revisora) está efectuando de la expresión «a consecuencia de un hecho» está suponiendo, en la práctica, que todas las incapacidades causadas por enfermedades de origen endógeno queden fuera del ámbito de aplicación del Real Decreto y, por lo tanto, al militar afectado le es rescindido el compromiso sin derecho a pensión o indemnización alguna.

Puede verse aquí, entre otras muchas sentencias, un claro ejemplo de esta doctrina.

Esta circunstancia es, evidentemente, también discriminatoria para los militares de carácter temporal (los militares de carrera que se vean incapacitados para su profesión tienen derecho a pensión con independencia del origen de la enfermedad o lesión) y más lesiva, pues supone, de plano, su exclusión del sistema de clases pasivas.  Y lo que es más grave: se está excluyendo del sistema de clases pasivas a quienes están cotizando de forma obligatoria a su sostenimiento (las sucesivas leyes de presupuestos generales del Estado, al señalar las cotizaciones a derechos pasivos del personal militar no diferencian entre militares de carrera y no permanentes).

Para hacernos una idea de lo injusto de la situación, veamos un ejemplo: un militar temporal que sufra una enfermedad psiquiátrica, un tumor o una cardiopatía isquémica (infarto, angina), etc., puede ser incapacitado para su profesión sin derecho a pensión ni indemnización, por no tener tales dolencias su origen en un «hecho». Sin embargo, si ese mismo militar, con una elevada ingesta etílica, hace uso de un vehículo y provoca un siniestro en el que resulta con lesiones que le producen la incapacidad, sí que tendría derecho a pensión, al haber tenido su origen «a consecuencia de un hecho».

Sólo existe una excepción a esta sinrazón: cuando la discapacidad del interesado sea igual o superior al 50%. En ese caso, por aplicación de lo dispuesto en el artículo 52 bis de la Ley de Clases Pasivas del Estado (Real Decreto Legislativo 670/1987, de 30 de abril), en relación con el artículo 5.2 del R.D. 1186/2001, se considera que existe incapacidad absoluta para cualquier profesión u oficio y se tiene derecho a pensión, con independencia de su origen.

***

En otro orden de cosas, considero relevante citar dos cuestiones, para completar la exposición de la situación de los derechos en materia de clases pasivas de los militares con carácter temporal.

La primera: ¿qué sucede con los militares de complemento o de tropa y marinería no permanentes que sufren incapacidad «a consecuencia de un hecho» pero su discapacidad no alcanza el 25%? En este caso tienen derecho a una indemnización (un pago por una sola vez) en función de la discapacidad reconocida. El modo de calcular la indemnización se recoge en el artículo 7.3 del R.D. 1186/2001 y, en la práctica y con los presupuestos vigentes, asciende a unos mil euros por cada punto de discapacidad.

La segunda: tanto si se trata de indemnización como de pensión -independientemente de su porcentaje- cuando la incapacidad sea consecuencia del servicio, la pensión o indemnización será extraordinaria y su cuantía será el doble de la que le hubiera correspondido en circunstancias ordinarias.

***

Para finalizar, como hemos visto, coincidimos en el diagnóstico con «Galerna Tropa» y, como no podía ser de otro modo, también lo hacemos en la solución: la derogación del R.D. 1186/2001 y la equiparación en derechos de todos los militares.

Y esa solución pasa por el compromiso en los programas electorales de las distintas formaciones que concurrirán a las Cortes Generales el próximo otoño. A ver quien alza la bandera en favor de un régimen de personal digno para los miembros de las Fuerzas Armadas.

¹Pueden seguir a «Galerna Tropa» en facebook y en twitter.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos Doctrinales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s