La conciliación en supuestos de enfermedad grave y/o dependencia

mujer-ejercito

Los lectores asiduos de este blog sabrán de nuestra constante reivindicación para la mejora de la conciliación profesional, personal y familiar de los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil.

Uno de los objetivos de la conciliación en la profesión militar debe ir dirigido, ineludiblemente, a minorar los perniciosos efectos de la movilidad geográfica y la disponibilidad permanente para el servicio de los miembros de las Fuerzas Armadas.

En este sentido, la implementación del sistema de concurso de méritos en la provisión de  puestos de trabajo ha venido a paliar, aunque de forma insuficiente, determinados supuestos de conciliación familiar atendiendo a circunstancias tasadas –destino previo del cónyuge militar o funcionario en el municipio donde radique la vacante solicitada, el cuidado de hijos y el cuidado de un familiar-, adjudicando el destino solicitado en función de la puntuación obtenida aplicando un baremo previamente establecido (artículo 10 del RD. 456/2011, por el que se aprueba el Reglamento de Destinos del Personal Militar, y en especial, la Directiva 04/11, de 20 de junio).

Sin embargo, y así se reconoce por la Institución militar, “existen situaciones familiares y personales muy graves que en la reglamentación actual no tienen cabida” y, a tal efecto, estima la necesidad de articular un procedimiento que, valorando las circunstancias excepcionales denunciadas, permita dar una respuesta rápida y eficaz, aunque sea de forma temporal, a la situación de emergencia denunciada adoptando, en su caso, las medidas necesarias para paliarla. Precisamente y, fruto de ello,  en el ámbito del Ejército de Tierra  se aprobó  la Directiva 06/14, de 25 de agosto de 2014, “Actuación ante circunstancias excepcionales del Personal del ET”, desarrollada a posteriori por la Instrucción Técnica 19/14, de 3 de diciembre de 2014 “Conciliación Familiar y Laboral del personal militar del ET, ante circunstancias excepcionales” normas que, lamentablemente, no han contado con la difusión deseada entre el personal militar de base –Tropa y Cuadros de Mando destinados en Unidades de la Fuerza y Apoyo a la Fuerza-, que ensimismados en su actividad diaria, normalmente resultan ajenos al alcance y contenido de la norma.

Expuesto lo anterior, y en cuanto al procedimiento para apreciar las circunstancias a evaluar respecto de las situaciones familiares graves y excepcionales alegadas por los peticionarios -generalmente referidas a enfermedades graves, cuidado de personas dependientes o menores del núcleo familiar del solicitante-, se inicia mediante instancia dirigida al General Jefe del Mando de Personal, acompañada de la documentación acreditativa de las circunstancias que motivan la solicitud y, en todo caso, de un informe-propuesta, no vinculante, del Jefe de UCO que, apreciando la gravedad de la situación valore la ineficacia de otras soluciones –medidas genéricas de conciliación familiar- y su repercusión en las actividades de la Unidad.

A tal efecto, y a fin de ponderar la gravedad de la enfermedad, la norma toma como referencia el listado de enfermedades graves referidas en el RD 1148/2011 de 29 de julio “para la aplicación y desarrollo, en el sistema de la Seguridad Social, de la prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave”, u otras de gravedad equivalente para personas adultas que, en todo caso deberán incapacitar temporalmente a la persona afectada en su actividad habitual durante un periodo continuado mínimo de tres meses o bien precisar cirugía mayor en un hospital o tratamiento en el mismo o, en su caso, deberá  tratarse de secuelas permanentes que limiten parcialmente o impidan de forma total la actividad cotidiana de la persona afectada.

Asimismo, y para valorar el grado de dependencia acreditada, se establece que ésta vendrá clasificada de acuerdo con la Ley 39/2006 “de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia”.

Finalmente, y en caso de  fallecimiento de progenitor  con hijos a cargo menores de 16 años, la norma  advierte que solo será causa excepcional cuando el fallecimiento se haya producido en plazo inferior a un año.

Aclarado cuanto antecede y, admitida y estudiada la solicitud por la Dirección de Personal, se iniciará un expediente comprensivo de la siguiente documentación: instancia del interesado, informe del Jefe de UCO, Ficha Resumen de la Hoja de Servicios y documentación acreditativa de la circunstancia excepcional, antecedentes que vendrán acompañados del acta, con la propuesta de resolución, emitida por la Comisión de Asesoramiento para Casos Excepcionales (CACEX), como órgano encargado de evaluar las circunstancias y medidas paliativas a adoptar. En este sentido, y entre las medidas de gestión paliativas, el CACEX podría proponer:

  • El nombramiento de una comisión de servicio no indemnizable (CSNI) a una UCO del ET ubicada en la localidad solicitada o, en su defecto, en el área geográfica próxima, inicialmente, por el plazo máximo de 6 meses, prorrogable como máximo hasta un año, a petición del interesado, conforme a lo previsto en el artículo 29.1 del RD.456/2011, de 1 de abril.
  • Activación temporal de un puesto adecuado al empleo, cuerpo, escala y especialidad fundamental del interesado en la relación de puestos militares (RPM) de una UCO ubicada en la localidad solicitada o, en su defecto, en el área geográfica próxima, que se publicará y asignará por el procedimiento de libre designación por un tiempo máximo de tres años. Asimismo, y en supuesto de que el plazo previsto para asignación de destino se dilatara en el tiempo, podrá proponer a la Dirección de Personal el nombramiento de una CSNI previa al destino. En todo caso, el solicitante vendrá obligado a pedir todas las vacantes que se publiquen en la plaza donde radique el puesto activado.
  • Finalmente, y no siendo posible aplicar las medidas precedentes, dirigiría propuesta al General Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME) para que solicite al Ministro de Defensa la asignación de un destino sin publicación previa, de acuerdo con el artículo 13 del Reglamento de Destinos, atendiendo a las especiales circunstancias del familiar del militar.

En todo caso, y resuelta la petición del interesado en sentido favorable,  éste vendrá obligado a informar al Jefe de UCO sobre cualquier variación en su situación quien, a su vez, mantendrá un seguimiento específico acerca de la persistencia de la situación excepcional alegada informando a la Dirección de Personal de cualquier contingencia al respecto. Además, conviene advertir que, al decaer las circunstancias excepcionales que motivaron su destino a la localidad elegida o, en su caso, al finalizar el plazo máximo de permanencia en el destino, cesará en el mismo, quedando en situación de pendiente de asignación de destino, sin que pueda volver a solicitar la activación temporal de puesto o comisión de servicio por el mismo motivo. De igual forma, aquellos que hubieran sido comisionados, al finalizar la circunstancia excepcional que motivó su nombramiento, regresarán a su UCO de destino.

A nadie escapa pensar, que la aprobación de la Instrucción Técnica 19/14, de 3 de diciembre de 2014 “Conciliación Familiar y Laboral del personal militar del ET, ante circunstancias excepcionales”, como norma de referencia, viene a paliar situaciones excepcionales de difícil encaje en la normativa sobre de la vida profesional, personal y familiar en el ámbito de las Fuerzas Armadas; tan sólo un reproche, su nula difusión entre el personal militar, máxime cuando se trata de categorías normativas poco accesibles y carentes de publicación oficial. Por todo ello, y a nuestro juicio, se impone la necesidad de impartir charlas o sesiones formativas para orientar y clarificar la oportunidad de solicitar las medidas paliativas a adoptar en las circunstancias excepcionales apuntadas y, además, fomentar la participación activa del Jefe de UCO que, teniendo conocimiento de una situación familiar de excepcionalidad, y por iniciativa propia, informe al interesado de la posibilidad de acogerse a los beneficios que prevé la norma.

En el Cuerpo de la Guardia Civil, el artículo 81 de la Ley 29/2014, de 28 de noviembre, de Régimen del Personal de la Guardia Civil, ha previsto para estas situaciones la adscripción temporal a un puesto de trabajo de distinta localidad por períodos renovables de un año y con un máximo de cuatro años. Este artículo no ha sido desarrollado reglamentariamente y por el momento se está aplicando un protocolo provisional dimanante de la Subdirección General de Personal. En breve se analizará en este blog esta regulación para los miembros del Benemérito Instituto.

Por supuesto, si eres militar o guardia civil y te encuentras en una situación familiar que te permita solicitar las medidas de conciliación que se han detallado en este artículo, puedes contar con esta firma profesional para asesorarte en la petición.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Normativa y legislación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La conciliación en supuestos de enfermedad grave y/o dependencia

  1. Telva dijo:

    HOLA TENDRIAS ESTA NORMATIVA, YA QUE NO ESTA PUBLICADA COMO EXPLICAS EN TU BLOG?Instrucción Técnica 19/14, de 3 de diciembre de 2014 “Conciliación Familiar y Laboral del personal militar del ET, ante circunstancias excepcionales”
    ME LA PODRIAS ENVIAR POR FAVOR?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s